Los VPH de alto riesgo son los que pueden acabar en cambios precancerosos en el cuello uterino o cáncer cervical.

Verrugas vaginales o verrugas genitales

Las verrugas vaginales son masas suaves que pueden aparecer tanto en la piel como en las membranas mucosas de la zona genital que se propagan a través del contacto sexual. Se pueden encontrar en el pene, la vulva, la vagina, el pene, la uretra, o el cuello uterino, así como dentro y alrededor del ano.

El virus que causa estas verrugas vaginales es el conocido virus del papiloma humano (VPH). Se trata de la  infección de transmisión sexual (ITS) más común entre mujeres. Se ha catalogado la existencia de más de 180 tipos diferentes de VPH de los que la mayoría no supone un problema de salud importante. En algunos casos, estas verrugas pueden aparecer en distintas partes del cuerpo, no solo en la zona genital.

Los VPH de alto riesgo son los que pueden acabar en cambios precancerosos en el cuello uterino o cáncer cervical.

La propagación del VPH puede ocurrir incluso ante verrugas no visibles. La infección, pese a no ser visible, pude causar infección en otra persona, aunque no por haber estado en contacto directo con verrugas genitales es 100% seguro que la otra persona sufra VPH también.

Las personas con mayor riesgo de sufrir VPH son las personas sexualmente activas a temprana edad y con múltiples compañeros sexuales. Sufrir una infección viral como el herpes mientras se sufre estrés, el consumo de tabaco o alcohol también son factores de riesgo para sufrir un VPH.

Las mujeres embarazada y el resto de personas con un sistema inmunitario debilitado (por diabetes, VIH/Sida, o medicamentos) también son más propensas a sufrirlo.