El Equipo del Dr. Millán es experto en el tratamiento de la esterilidad desconocida (EOD). Ante un diagnóstico de EOD (Esterilidad de origen desconocido) y tras varias opciones, pruebas e intentos con técnicas de Reproducción Asistida, es probable que exista una causa multifactorial que dificulte el embarazo evolutivo. En el Instituto ICERA creemos firmemente que la esterilidad siempre tiene un motivo. Ante este diagnóstico centramos los esfuerzos en averiguar qué causa esta EOD mediante todas las técnicas diagnósticas disponible hasta hallar el motivo final.

FECUNDACIÓN IN VITRO

FIV / FIV-ICSI
La importancia de un buen laboratorio FIV

La fecundación in vitro es la técnica de reproducción asistida por la que se logra fecundar el óvulo fuera del cuerpo de la mujer.

Antes de comenzar un tratamiento de fecundación in vitro es fundamental el diagnóstico previo y elaborar una estrategia de ciclo completamente personalizada y adaptada a cada caso. Una vez estudiadas todas las pruebas diagnósticas complementarias y planteada la estrategia a seguir, el primer paso es la estimulación ovárica, un proceso médicamente controlado cuyo objetivo es lograr que los ovarios generen el máximo número de óvulos posible de calidad óptima.

En el momento en que los óvulos están maduros, se pasa a programar la punción ovárica. Se trata de un procedimiento quirúrgico con pocas complicaciones pero que requiere de la sedación en la mayoría de los casos. Durante la punción, el especialista extrae óvulos maduros de los ovarios de la mujer los. Seguidamente, los óvulos pasan al laboratorio de FIV para ser fecundados, ya sea mediante la FIV tradicional o con FIV-ICSI.

En la FIV tradicional el especialista pone en contacto el óvulo con una muestra de semen ya capacitada y, de manera espontánea y natural, uno de los espermatozoides logra romper la corteza del óvulo para fecundarlo.

El proceso de FIV con ICSI permite al especialista aumentar las posibilidades de éxito al ser él quién selecciona el espermatozoide óptimo de toda una muestra capacitada y, mediante una microinyección, lo deposita directamente en el citoplasma perforando la corteza del óvulo, facilitando el camino para lograr la fecundación. En la realización de una FIV con ICSI las tasas de éxito aumentan si se domina la técnica por parte del especialista.

El dominio de la técnica por los especialistas, las condiciones de estabilidad del laboratorio FIV, la dotación tecnológica o la calidad de los medios de cultivo empleados son determinantes para el éxito de la fecundación in vitro.

Una vez se ha producido la fecundación, los embriones son transferidos al útero de la mujer, en estado de día 3 o en estadio de blastocisto, aproximadamente día 5, según se haya establecido en la estrategia acordada entre doctor y mujer. El resto de embriones se vitrifican para ser utilizados en el futuro.

Transcurrida un par de días más una semana desde la transferencia embrionaria, se realiza la prueba de embarazo para comprobar el éxito del procedimiento.

FERTILIDAD INSTITUTO ICERA

OVODONACIÓN

FIV con óvulos de donante
Altas tasas de gestación

Los tratamientos de ovodonación en Instituto ICERA son totalmente personalizados por el equipo del Dr. Millán. Hacemos un esfuerzo real para buscar al donante óptimo para cada paciente.

Para seleccionar la donante hay ciertos requisitos, un primero que depende de las características genéticas del varón y el estudio de compatibilidad con la donante. El segundo sería, tal y como marca la ley, el fenotipo de la paciente (color de piel, color de ojos y color de pelo, complexión corporal, talla y peso, tipo de pelo, grupo y Rh sanguíneo)

Las donantes de óvulos para el Instituto ICERA son mujeres de 18 a 30 años en muy buen estado de salud. Las mujeres acceden a una intensa evaluación psicológica, médica y ginecológica que nos permite asegurar el buen estado de salud de la mujer. Realizamos diversas pruebas y test que detectan las principales alteraciones genéticas (indispensables para la correcta compatibilidad genética con el varón) y cromosómicas.

Desde el Instituto ICERA damos el mismo trato y cuidado a las donantes que al resto de mujeres que acuden a nuestra clínica por uno u otro motivo. Todas cuentan con un servicio de atención médica disponible en todo momento.

La mayoría de los tratamientos de ovodonación dan unas tasas de éxito muy altas una vez se han eliminado otros factores externos que puedan generar infertilidad. Este tipo de factores suelen ser uterinos que comprometan la implantación del embrión. Por ello, antes de realizar la transferencia embrionaria, aseguramos que el útero está en unas condiciones perfectas para que la gestación sea viable, asegurar así máximo las posibilidades de gestación.

En el tratamiento de ovodonación es la donante de óvulos la que experimenta el proceso de estimulación ovárica. Cuando los óvulos ya están maduros, se programa la punción ovárica para extraer los ovocitos maduros que van a ser fecundados en el laboratorio FIV. Una vez realizada la fecundación, los embriones se transfieren al útero de la receptora, que previamente ha sido preparado para que se realicen el implante en él.

PRESERVAR LA FERTILIDAD

Vitrificación de gametos
Congelar óvulos antes de los 35 años

Preservar la fertilidad mediante vitrificación de gametos te permite poder elegir el momento perfecto para tener un hijo, pudiendo adelantarse al reloj biológico y planificar mejor tu vida. Durante los últimos 50 años ha habido un cambio social y generacional que está llevando a las personas a retrasar la maternidad hasta poder hacerlo en una situación de cierta comodidad y estabilidad. La vitrificación de óvulos es un proceso que debe realizarse antes de recurrir a tratamientos médicos agresivos en los que la medicación puede afectar a la óvulos y su calidad, además de al funcionamiento básico del ovario.

La etapa reproductiva de la mujer cuenta con diversas subetapas: entre los 20 y los 25 años es el punto máximo fertilidad en la mujer, por lo que las posibilidades de lograr un embarazo sano de forma natural son altas. Durante los siguientes años y hasta los 30, la fertilidad comienza una caída leve pero constante. Cada mes que pasa se reduce un poco la posibilidad de éxito en un embarazo natural. A partir de los 35 años llega una disminución relevante de la capacidad reproductiva en la mujer: por un lado se reduce la reserva ovárica, cantidad de ovocitos, y son de peor calidad. Llegados a los 38 años, la reserva ovárica está en un punto realmente bajo y el óvulo puede contener alteraciones en su estructura celular, lo que puede dar lugar a alteraciones cromosómicas.

Desde el equipo del Dr. Millán recomendamos, a cualquier mujer menor de 35 años que quiere ser madre pero aún no ha decidido cuando, que vitrifique antes de esas edad. Así aseguraremos contar con óvulos de calidad, lo que facilitará la gestación, y además, contar con mayor cantidad, lo que, en caso necesario, permitirá más oportunidades de embarazo.

En el Instituto ICERA utilizamos la técnica de congelación de óvulos por vitrificación para óvulos y embriones, y la congelación con nitrógeno para esperma.

Método ROPA

Recepción de óvulos de la pareja
Maternidad compartida

Nuestros protocolos para el método ROPA, al igual que en el resto de procesos, son personalizados para cada caso y mujer, buscando siempre la mayor probabilidad de éxito en la gestación. Partimos de una exploración a ambas mujeres para detectar, según criterios que lleven al éxito completo de la gestación, cuál de las mujeres debería ser estimulada y cuál debería ser la gestante.

Para asegurar el éxito de este proceso, desde el primer momento establecemos una estrategia de ciclo, basada en ambas mujeres, para evaluar el estado de útero, su reserva ovárica, la calidad de los óvulos y demás cuestiones relacionadas. Siempre con el fin de lograr una mayor posibilidad de éxito,

Este procedimiento es muy interesante en parejas homosexuales ya que permiten a ambas mujeres ser parte fundamental del embarazo, y por tanto, ser madres biológicas.

FERTILIDAD DR MILLAN INSTITUTO ICERA

DGP

Diagnóstico Genético Preimplantacional
Evitar enfermedades hereditarias en nuestros hijos

Desde el Instituto ICERA estamos realmente enfocados en ayudar a las familias, por lo que sabemos que es importante para muchos padres evitar transmitir enfermedades hereditarias a sus hijos.

Gracias al avance de la medicina reproductiva, contamos con diversos test, según la etapa reproductiva en la que se encuentre la gestante, para minimizar riesgos. Una vez realizada una fecundación in vitro, se realiza un Diagnóstico Genético Preimplantacional o DGP, para estudiar el estatus genético de los embriones biopsiados que se han obtenido mediante FIV.

Es muy importante contar con una amplia muestra de embriones, pues tras el DGP se descartaran los embriones anómalos y se transferirán solo los diagnosticados como normales para el motivo de estudio.

Realizar un DGP (solo se puede realizar en embriones generados por una fecundación in vitro) requiere de una indicación previa por parte de un especialista que pueden ser:

-Alguno de los futuros padres es portador sintomático o asintomático de alguna enfermedad genética o anomalía cromosómica.
-La mujer es portadora de una enfermedad ligada al cromosoma sexual X
-Pareja con historial ginecológico con abortos de repetición, fallos de implantación o edad de la madre avanzada

El DGP es de gran ayuda porque permite prevenir algunas enfermedades como el síndrome de Down y una gran cantidad de enfermedades denominadas ‘raras’, e incluso algunos cánceres hereditarios.

DEVOLVER LA FERTILIDAD

Cirugías Reparadoras de la Fertilidad
Intervenciones mínimamente invasivas para devolver fertilidad o apoyar el éxito de la reproducción asistida

Para lograr una efectiva reproducción natural, es necesario que el aparato reproductos esté indemne anatómica y funcionalmente. Son múltiples las situaciones en las que se puede aleterar: adherencias, miomas, hidrosalpinx, pólipos, malformaciones , etc. El equipo del Dr. Millán, es especialista en devolver la fertilidad al sistema reproductos a través del tratamiento quirúrgico.

La cirugía reproductiva basa su éxito en devolver la funcionalidad al órgano reproductor, que por X patología ha quedado incapaz de gestar con éxito. Esto requiere de una estrategia totalmente personalizada desde el primer diagnóstico, una importante habilidad en la ejecución de la cirugía y verdadera destreza en la toma de decisiones quirúrgicas y manejo de los tejidos. El equipo del Dr. Millán suma una gran experiencia en cirugías reparadoras de la fertilidad con un alto porcentaje de éxito, lo que nos avala a la hora de proponer las mejores soluciones para los diversos problemas de salud que pueda sufrir la mujer.

La cirugía por sí sola no soluciona el 100% de los problemas, requiere de tratamientos adecuados y complementarios que apoyen la recuperación funcional de los órganos reproductivos para recuperar la fertilidad. Ciertas patologías como la endometriosis, la adenomiosis, los miomas y las adherencias pueden hacer muy compleja la reproducción. El equipo del Dr. Millán trata de forma personalizada cada caso para encontrar la forma más adecuada de proceder para lograr el embarazo.