Se considera cáncer ginecológico a todos aquellos cánceres que comienza en los órganos del aparato reproductivo de la mujer. Puede afectar tanto a la cérvix (cuello del útero), los ovarios, el útero, la vagina y la vulva. También se trata de cáncer ginecológico el de las trompas de Falopio, aunque es bastante más inusual. Cada uno de estos cánceres ginecológicos presenta síntomas y factores de riesgo diferentes. En principio todas las mujeres pueden contraerlos, pero la edad es un factor de riesgo que aumenta la posibilidad de sufrirlos.

El Dr. MIllán, Ginecólogo Oncólogo, es especialista en Ginecología y Obstetricia, con una preparación adicional de varios años en la prevención, diagnóstico, enfoque inicial, manejo quirúrgico y tratamientos complementarios de los distintos cánceres ginecológicos que afectan el aparato genital femenino. El ginecólogo oncólogo también tiene conocimiento del diagnóstico y manejo de las lesiones precursoras de los cánceres ginecológicos.

Tipos de cáncer ginecológico

  • De vulva.
  • De vagina: el cáncer ginecológico más inusual.
  • De cuello uterino, el cáncer más frecuente en nuestro país.
  • Cáncer de endometrio, conocido también como cáncer de útero o matriz. Se asocia usualmente con la obesidad.
  • Cáncer de ovarios y trompas de falopio, usualmente se diagnostica en estados avanzados.

El equipo del Dr. Millán cuenta con una alta formación quirúrgica. El ginecólogo oncólogo cuenta con preparación quirúrgica para realizar procedimientos quirúrgicos complejos como la histerectomía radical, ya sea por vía abdominal o laparoscópica, la linfadenectomía pélvica y paraaórtica, procedimiento usual en la mayoría de los cánceres ginecológicos, y particularmente en la citorreducción de tumor de ovario, que constituye uno de los principales retos ya que implica realizar unas operaciones que pueden durar varias horas. La exenteración pélvica es otro procedimiento de gran dificultad que requiere una gran técnica por parte del cirujano.

El ginecólogo oncólogo habitualmente trabaja en equipo con cirujano general, cirujano oncólogo, urólogo, cirujano hepatobiliar, cirujano de tórax, etc.

Cáncer de cuello uterino

Se trata de un tipo de cáncer que afecta a la porción más fina del útero o matriz, que está en contacto con la vagina. El cuello uterino es el órgano encargado de dilatarse para permitir el parto.

Factores de riesgo para desarrollar cáncer de cuello uterino:

Inicio de relaciones sexuales a temprana edad.
Tener múltiples compañeros sexuales.
Haber tenido enfermedades de transmisión sexual.
Haber tenido muchos embarazos.
Infección por el virus del papiloma humano.

La posibilidad de curar un cáncer de cuello uterino depende en gran medida del estado en que se diagnostique. Cuanto antes se diagnostique mayor posibilidad hay de curar el cáncer.
En casos muy concretos, existe una cirugía curativa que se llama traquelectomía radical, cuyo objetivo es preservar la fertilidad.

TIPOS DE CANCER GINECOLOGICO

Cáncer de endometrio, útero o matriz

Es el tipo de cáncer ginecológico que ataca al cuerpo del útero o matriz, órgano que aloja al bebé y permitir su correcto crecimiento y desarrollo durante la gestación. También es parte importante del parto.

Factores de riesgo para desarrollar cáncer de endometrio:

Obesidad.
Tener más de 50 años.
Ser paciente de terapia de reemplazo hormonal, sin progestágeno, en la menopausia.
Tener o haber tenido problemas de infertilidad.
Tomar tamoxifeno, medicamento para cánceres de mama.
Tener antecedentes familiares de cáncer de colon o de ovario.

La posibilidad de curar un cáncer de endometrio depende en gran medida del estado en que se diagnostique. Cuanto antes se diagnostique mayor posibilidad hay de curar el cáncer.

Cáncer de ovarios y trompas de falopio

Los órganos afectados por este tipo de cáncer son los ovarios, órgano que produce óvulos, o a las trompas, que permiten a los óvulos viajar hasta el útero. Se trata de uno de los cánceres más agresivos con la salud de la mujer, principalmente por lo complejo de su diagnóstico en etapas tempranas. La gran mayoría se detectan en un avanzado estado, por lo que el tratamiento es delicado.

Dentro de este cáncer de ovarios y trompas, el tipo más común se da en mujeres de más de 60 años y es de tipo epitelial.

Factores de riesgo para desarrollar cáncer de ovarios o trompas de falopio:

La gran mayoría de cánceres de ovario carecen de un factor de riesgo identificable.
Haber padecido cáncer de útero, mama, colon o melanoma.
Tener antecedentes familiares de cáncer de ovario.
Tener una mutación genética específica para cáncer de ovario, ocurre en un bajo porcentaje de las pacientes.
No haber tenido hijos o haber sido sometida a tratamientos de infertilidad.

La posibilidad de curar un cáncer de endometrio depende en gran medida del estado en que se diagnostique. Cuanto antes se diagnostique mayor posibilidad de dejar a la paciente sin enfermedad residual en la primera cirugía. El cáncer de ovario requiere de un ginecólogo oncólogo y de un equipo entrenado en cirugía. La operación puede llegar a tocar en abdomen superior y tórax. Actualmente no existe una prueba fiable que pueda detectar el cáncer de ovario en un estado temprano de su desarrollo.

Cáncer de vulva

Se trata de un cáncer que afecta a la parte externa de los genitales femeninos y se desarrolla principalmente en mujeres mayores o ancianas en un proceso que puede durar años. Es importante que las mujeres acudan a una revisión por parte de un profesional ante cambios visibles.

La posibilidad de curar un cáncer de endometrio depende en gran medida del estado en que se diagnostique. De hacerlo en una etapa temprana, mayores serán las posibilidades de curación a largo plazo, mediante cirugía y en ocasiones radioterapia.

Cáncer de vagina

Este tipo de cáncer que afecta principalmente al canal vaginal es una enfermedad muy rara. Frecuentemente se relaciona con otros cánceres, principalmente de vulva o cuello uterino. Su tratamiento principal es con radioterapia.